7.06.2012

EL FUTURO ES SMART CITY / SMART rURBAN


En 1984 un grupo de estudiantes de la Facultad de Económica de la UEX promovimos una Feria de Informática que se llamaba FISEX. Se estuvo celebrando durante diez años y se llegó a convertir en la tercera más importante del sector en España después de SIMO en Madrid e INFORMAT en Barcelona. Apenas tres años después que IBM sacase el PC al mercado, en Badajoz convocamos a 20 multinacionales del sector y logramos que presentasen las novedades anuales un mes antes que en Madrid. No fue fácil explicar a muchas personas que era eso de la informática, para que servía, el gran futuro que tendría, lo presente que estaría en nuestras vidas y como cambiaría la actividad económica y laboral. En aquellos momentos parecía que hablábamos de ciencia ficción. El que sabía algo, tenia un conocimiento muy parcial, y aunque podía intuir su importancia, difícilmente podía prever todo que iba a implicar en la sociedad futura, que es hoy.



En la actualidad una de las líneas de los grandes cambios del futuro ronda alrededor del concepto de Smart City. La traducción literal sería ciudades inteligentes, además de elegantes. Una ciudad es inteligente cuando sus agentes toman decisiones inteligentes, porque saben y tienen información adecuada para ello, no despilfarran recursos y ofrecen servicios eficaz y eficientemente. El concepto está concretándose y tiene muchas aplicaciones. Una ciudad no es inteligente cuando consume energía innecesariamente (por ejemplo tiene las luces encendidas durante horas por donde no pasa nadie), usa lámparas de gran consumo y contaminantes, despilfarra agua, los ciudadanos no acceden a servicios disponibles por desconocimiento, las administraciones compiten o se enfrentan duplicando servicios, los problemas burocráticos dificultan  la inversión y la generación de puestos de trabajo,  y miles de situaciones que padecemos permanentemente, que tienen solución y que en demasiadas ocasiones convivimos con ellas durante años, convirtiendo las ciudades en entornos poco dinámicos e inadaptados a los cambios.


Estos conceptos de Smart City pronto convivirán con nosotros y los asumiremos como lo más natural del mundo, aunque ahora nos parezca extraño, una moda o una excentricidad  pasajera. Cáceres ya pertenece a la red española de Smart City, Miajadas y Almendralejo esta realizando un proyecto en esa línea, Évora es uno de los ejemplos mas resaltados en Portugal de Smart Grid, y Badajoz aun no le ha puesto nombre, pero tiene mucho avanzado. Estamos ya en esta revolución aunque no nos hayamos enterado.


El 17 y 18 de julio del 2012 se va a celebrar en Badajoz la “1ª Expoconferencia Ibérica de Espacios rUrbanos Inteligentes”, pretende ser una concreción del concepto  de Smart City aplicado a las pequeñas y medianas ciudades que interactúan con su espacio rural de proximidad. Las ciudades necesitan y dependen de los territorios próximos de menor densidad y estos están condenados a la despoblación si no estan en perfecta interacción con el municipio próximo de mayor densidad. Lo hemos denominado Smart rUrban y puede convertirse en el nuevo modelo de desarrollo de la mitad de la población mundial. Imagino que, como entonces, algunos tardarán en aceptarlo, pero créanme quienes no se sumen se quedarán fuera de esta dinámica de desarrollo. No podemos perder este otro tren.
Mas información hay en http://www.itae.es/detalle_formacion.php?id=65 y en el  blog específico   www.smartrurban.com   que hemos creado para compartir este concepto.




No hay comentarios:

Publicar un comentario